Willamina Fleming, primera mujer astrónoma con cargo institucional en Harvard

El 15 de mayo de 1857 nacía en Dundee (Escocia) Willamina Paton Stevens. Adoptó el apellido de su marido tras casarse a los 20 años, teniendo que emigrar a Boston.

05 marzo 2016 |

Tras ser abandonada por su marido cuando estaba embarazada, empezó a trabajar como criada de Edward Charles Pickering, director del Harvard College Observatory. Este supo ver sus habilidades para la ciencia y le ofreció un empleo temporal en el observatorio.

Gracias a su dedicación, su puesto pronto pasó a ser permanente y Fleming tuvo a su cargo a varias mujeres jóvenes encargadas de hacer los cómputos matemáticos. Se ocupó de corregir todos los originales de las publicaciones y ayudó a elaborar un nuevo sistema de asignación de estrellas. En 1898 fue nombrada conservadora de archivo de fotografías astronómicas, primer cargo institucional que Harvard concedía a una mujer.

En sus casi 30 años en el observatorio, Fleming descubrió 59 nebulosas gaseosas, 310 estrellas variables y 10 novas. Desarrolló la técnica de Pickering-Fleming que utilizó para catalogar más de 10.000 estrellas. También descubrió propiedades de los espectros de las enanas blancas, estrellas muy densas y calientes.

Como reconocimiento a su trayectoria, en 1906 se convirtió en la primera mujer elegida por la Royal Astronomical Society. Su trabajo proporcionó las bases para las contribuciones futuras de su sucesora Annie Jump Cannon.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujeresdepazrd.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujeresdepazrd.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.